Saludo Inicio de Clases 2020

Publicado: Jueves, 27 Febrero 2020

Lomas de Zamora, 27 de febrero de 2020

 

“(…) les enseñaba como quien tiene autoridad (…)”

Mateo VII, 29.

 

Mosaico

          “Jesús enseñando” Detalle del mosaico paleocristiano del ábside de Santa Pudenciana (Roma)

Estimadas comunidades educativas de la Diócesis de Lomas de Zamora

 

  Nuevamente nos encontramos ante el desafío de un año lectivo que comienza.

  Se abre un nuevo tiempo de desafíos en nuestras escuelas. Surgirán seguramente inquietudes, miedos, emociones y alegrías en todos los integrantes de nuestras comunidades, desde el docente que está a punto de jubilarse hasta el niño que recién comienza la “Salita de 3”.

  De algo tenemos que estar convencidos: la Educación consiste en permanecer en lo propio, escuchar el llamado de nuestro corazón para desplegar nuestras potencialidades y ayudar a desplegarlas en los demás, especialmente nuestros alumnos. Frente a tantas soluciones mágicas que nos tientan en nuestro tiempo, llamativas pero vacías, frente a tantas propuestas “genéricas”, el secreto de nuestra labor educativa está en poner en el centro a la Persona Humana que se realiza en cada uno de nosotros. Persona que lleva nombre y apellido, que existe, que tiene vida, que le duelen algunas cosas, que se alegra por otras y que sueña metas reales.

  Ojalá que en este año que iniciamos el centro de la educación en nuestras instituciones sea ayudar a dignificar a la Persona a través de nuestra tarea docente, administrativa, estudiantil, de maestranza, directiva, de representación legal. Dignificar a la Persona de carne, hueso y espíritu, cada uno desde su lugar, cumpliendo su rol y amando su vocación.

  El que llama desde lo más hondo de nosotros mismos es Jesús Resucitado, el Maestro. Roguemos al Señor que inicia su camino de Cuaresma con nosotros, que podamos escuchar su Palabra, su invitación a cumplirnos.

  Que María, Reina de la Paz, muy especialmente en este Año Mariano Nacional, nos conduzca al Pastor que es Camino, Verdad y Vida.

  

  ¡Buen comienzo!

  Un abrazo fraterno para todos,

 

Dr. Ignacio Leonetti                

Director                                        

 
Visto: 220